Anatomía de una batería Olympus BLS1

A raíz de tener mucho tiempo aparcada la Olympus E-400, la batería BLS1 se hinchó y costó que saliese de la cámara.

Naturalmente, no fué posible recargarla, por lo que decidí hacerle la autopsia. Todas las baterías de las cámaras fotográficas modernas están compuestas por una serie de celdas individuales conectadas a un pequeño circuito de control. La mayor parte de las veces no todas las celdas están dañadas y en la mayor parte de los casos el circuito de control está bien, con lo que con los restos de una a veces se puede reparar otra.

Abrir la batería no es difícil. Son dos piezas de plástico que encajan una sobre la otra. Metiendo una hoja fina de acero entre medio se separan las dos partes con facilidad.

Efectivamente, hay dos celdas LiPo (Polímero de Ion-Litio) y una plaquita de control (donde van los contactos):

Lo curioso es el fabricante de las celdas LiPo:

Habrá que destripar una batería Panasonic, a ver si dentro hay celdas Olympus ;o)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s