Poniendo en marcha la Ricoh R1

La Ricoh R1 es la última P&S de película que hizo Ricoh antes de adentrarse en el mundo digital, es una cámara de características remarcables, cuya estética y diseño influyó en las GX100 y 200.

Incluye dos ópticas internas que se pueden alternar: un 24mm f8 (fijo,para usar en modo panorámico) y un 30mm 3.5. El diseño, como podeis ver, incluye una empuñadura muy adecuada, sin perturbar el tamaño, que permite llevarla cómodamente en el bolsillo de la camisa. El autofoco se considera muy bueno.

Al irla a poner en funcionamiento, observé que el foam que rodea la ventanilla por donde se ve el carrete desde el exterior, estaba degradado:

por lo que procedí a retirarlo con palitos de algodón (de los de los oidos) y alcohol isopropílico, poco a poco:

hasta que quedó limpio.

Luego corté una pieza igual, de foam de neopreno, de 2mm de grueso, le puse adhesivo y la coloqué de nuevo en su sitio:

Usa una pila CR2, que le acabo de colocar, y le he metido un carrete un poco caducado de Agfacolor Plus 400.
¡A ver que sale!.

Anuncios

Fotos con el 15mm f8 de Olympus (objetivo tapa)

Pues aqui lo tenemos, en la GF1.

Primeras pruebas a ISO400, luz ambiente de casa. Como el sensor de la GF1 es un poco ruidoso le he pasado una ligera reducción de ruido:

Un recorte al 100%:

El colorido parece muy bueno, la nitidez nada mal.

Es encomiable que Olympus, a estas alturas, haya hecho un objetivo completamente manual.

 

Muestras en la Rioja (Albelda de Iregua) y algunas en Sitges:

#1 Olivas

#2 Claveles turcos

#3 Geranios, (observad el detalle en las hojas de primer plano, los blancos quemados… )

#4 Magnolia

#5 Necko (un perro llamado “gato”)

#6 Remolque

#7 El taller de cerámica de Carmen

#8 Palosanto

#9 Madroño

#10 la parte de atrás

Bases para la adaptación de objetivos antiguos

La distancia de registro es la distancia entre la base del objetivo (donde se apoya en la montura) y el plano focal, (donde se forma la imagen en el sensor o en la película).

Para que un objetivo se pueda montar en una cámara, tiene que quedar a la distancia de registro a la que fué diseñado.

Teneis una tabla de distancias de registro aqui: –>http://www.graphics.cornell.edu/~westin/misc/mounts-by-register.html

Por ejemplo, queremos montar un objetivo M42 en una Olympus 4/3.

Miramos la distancia de registro de M42 y vemos que es 45.46mm, es decir que para que la imagen que recibe un objetivo M42 se forme correctamente en el plano focal (sensor o película), la base del objetivo deberá estar a 45.45mm del sensor o la película.

Como lo queremos montar en una Olympus 4/3, miramos a ver cual es la distancia de registro y vemos que es de 38,58mm (“4/3 System digital” en la tabla citada anteriormente).

Por tanto, para que un objetivo M42 funcione en las Olympus, habrá que añadirle un trozo de tubo, con una montura M42 en el extremo del objetivo y una montura 4/3 en el extremo de la cámara y la longitud de ese tubo adaptador incluyendo las monturas tendrá que ser de 45,45mm – 38,58mm = 6,87mm. Podeis comprobarlo si lo teneis.

¿Que pasaría si quisiésemos montar un objetivo Canon FD en una Canon EOS?

Miramos la distancia de registro de los objetivos FD, y vemos que es de 42mm. Para montarlo en una EOS tendremos que ponerlo a esa distancia, 42mm. Pero ¿Cual es la distancia de registro de las EOS?. Miramos la tabla y vemos que es de 44mm.

O sea que tendríamos que ponerle un tubo de…. 42mm – 44mm = -2mm ¡una distancia negativa!…Eso quiere decir que tendríamos que quitar 2mm del objetivo para que la imagen enfocase en el plano focal de las EOS. Y eso no es posible en la mayoría de los casos . O bien empotrar el objetivo 2mm dentro del cuerpo de la cámara, cosa que no veo viable.

Hay unos adaptadores en el mercado que convierten la montura FD en montura EOS, pero para conseguir reducir la distancia de registro, han de poner una lente intermedia en el adaptador. Estos adaptadores no son una buena solución porque la lente intermedia degrada la calidad de la imagen y el resultado final no es bueno.

Hoy en dia con las cámaras sin espejo de objetivos intercambiables, el panorama es muy alentador, porque tienen unas distancias de registro mínimas y permiten el montaje de casi todos los objetivos existentes en el mercado.